15 de abril de 2019

Reseña: Todas las malditas decisiones de May Boeken [Everlasting Wound #1]

Título: Todas las malditas decisiones
Autora: May Boeken
Editorial: Phoebe (Pàmies)
Páginas: 321
Fecha de publicación: febrero 2018
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 9788416970780
PVP: 17,95 
Rebeka, veinteañera y bilbaína, odia las despedidas de soltera, pero muy a su pesar se encuentra en Londres celebrando una. Mientras lamenta su suerte en la barra de un bar, conoce a Gary, norirlandés treintañero, quien se presenta a sí mismo como una estrella del rock. Tras una noche de risas, cervezas y chupitos, Rebeka se despierta en casa de Gary. Y menuda sorpresa cuando descubre que no solo es una estrella del rock: es el cantante y fundador de Everlasting Wound, uno de los grupos con más tirón del momento. 
De vuelta en Bilbao, Rebeka trata de retomar su rutina en la universidad, con su exnovio, que es bastante capullo, con su amiga Ana, que reparte consejos poco ortodoxos, y con un Gary que no la va a dejar escapar. Y es que hay parejas que cocinan las relaciones a fuego lento, y hay otras que se consumen desde el primer día. Pero los monstruos de la fama, el pasado y el futuro van a hacer que las ochocientas cincuenta millas que separan Londres de Bilbao sean el menor de sus problemas…

A Rebeka nunca le han gustado las despedidas de soltera, pero ahí estaba ella celebrando una en un pub de Londres. Sin embargo, allí conocerá a alguien que ponga su vida patas arriba. Gary y Rebeka pasarán una noche que no puede caracterizarse por alocada y pasionaria. No obstante, locura es lo que sentirá Rebeka cuando descubra que Gary vive en una gran casa y que es un famoso cantante del rock. Pero la protagonista solo iba a pasar un fin de semana en Londres y cuando la rutina llega, ambos no pueden dejar de pensar en el otro. No obstante, la relación entre Gary y Rebeka no es difícil por la distancia, sino por los celos, el pasado, la fama y los secretos.

Todas las malditas decisiones llamó mi atención al contemplar su magnífica portada. Todo implicaba música, tensión y pasión y May Boeken no ha defraudado en ninguno de esos aspectos. Sin duda, espero leer la continuación muy pronto. 

Rebeka es la protagonista indiscutible de esta historia. Sin embargo, encontramos a dos mujeres completamente diferentes en ella. De cara al público, Rebeka es decidida, segura y sin miedos. No obstante, en realidad Rebeka es insegura, teme al compromiso y en ocasiones egoísta, aunque también es alocada y divertida. Por otra parte está Gary, conocido como un dios del sexo. En él se aúnan la pasión, la confianza, una labia espectacular y el rock and roll, aunque también vicios como las drogas y el alcohol. Sin duda, Gary ha sido un personaje espectacular, lleno de luces y de sombras, de aciertos y desventuras. Ha sido, sin lugar a dudas, un descubrimiento al dejarnos conocer las ventajas e inconvenientes de la fama a través de una narrativa muy real. También me gustaría destacar un personaje secundario: Ana, la mejor amiga de Rebeka y la encargada de hacer reír al lector por sus comentarios.

May Boeken narra una historia llena de pasión y sentimientos a través de unos personajes muy reales. La química entre ambos, la atracción sexual y el amor que sienten, a veces lento y en otras ocasiones rápido, permite al lector emocionarse, alegrarse y sufrir con la historia de Gary y Rebeka. Sin embargo, quizá los sentimientos entre ambos sí son demasiado precipitados. No obstante, no sólo vamos a encontrar una historia llena de romance y secretos, sino una historia de superación. Ambos protagonistas deben hacer frente a un pasado tormentoso; ella por una relación tóxica y él por la traición y falta de compromiso. Pero, además, Todas las malditas decisiones implica una forma de esperanza, de demostrar que la vida sigue adelante, de confiar en las personas. La narración de May Boeken es ágil, divertida y dinámica. La autora transporta al lector entre el dolor y la alegría, entre la tristeza y la risa. May Boeken embauca al lector desde la primera página y es imposible parar de leer. Además, como mujer doy las gracias a May Boeken por mostrar el feminismo a través de una protagonista que no teme disfrutar del sexo cuando quiere y por hacer hincapié en el maltrato y el micromachismo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario