2 de mayo de 2019

Reseña: La Sirena de Kiera Cass

Título: La Sirena
Título original: The Siren
Autora: Kiera Cass
Editorial: Roca
Páginas: 288
Año de publicación: 2016
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 9788416498239
PVP: 14,95 

PRIMER CAPÍTULO AQUÍ
Kahlen es una sirena, obligada a servir a Oceania atrayendo seres humanos a las acuosas tumbas con su voz, la cual es mortal para cualquier humano que la escuche. Akinli es humano. Un chico amable y guapo, él es todo lo que Kahlen jamás había soñado.


Enamorarse pone a ambos en peligro... pero Kahlen no puede soportar mantenerse apartada. ¿Lo arriesgará todo para seguir los latidos de su corazón?
Cuando Oceania le dio a elegir entre la muerte o servirla durante cien años, a Kahlen no le pareció mala idea la segunda opción. No obstante, el pensamiento cambió en cuanto tuvo que matar a una persona. De eso hace ya ochenta años y Kahlen lo único que desea es que acabe esta condena. Pese a ser una sirena, ha conseguido adaptarse a las nuevas tecnologías. Junto a otras dos sirenas, Kahlen vive en un pequeño pueblo. Es allí donde conoce a Akinli, un joven interesado en ella. Ambos comenzarán una relación de amistad que superará los límites de Oceania, que más de una vez ha matado a sus sirenas por desobediencia. Sin embargo, puede que con Kahlen el destino sea diferente y que la muerte, sólo en esta ocasión, esté destinada a Akinli.

Kiera Cass cambia de escena. Pasamos de la guerra y las princesas a las sirenas. Con La Sirena, Kiera Cass nos sorprende una vez más, pero no de la forma acertada. 

Kahlen ha pasado de tener una vida llena de lujo a servir a Oceania. Fortaleza y valentía caracterizan a esta protagonista, aunque en ella también brotan sentimientos de amor y amistad. La nueva vida de Kahlen está llena de elecciones. Al mismo tiempo, la joven sirena será un personaje redondo, pues madura a medida que avanza la lectura. Akinli es un joven encantador, sociable y cariñoso. Sin embargo, poco son los rasgos que se llegan a conocer de él. Por último, Oceania es un ser perverso y encantador al mismo tiempo. Enemiga y madre, Oceania intentará acaparar toda la atención de nuestra protagonista, pero también se preocupará por ella. Sin duda, es uno de los mejores personajes de la historia. 

La mitología se funde con la pluma de Kiera Cass. La autora muestra un punto de vista nuevo, aportando así aire fresco a la temática de las sirenas. Sin embargo, la autora no ha conseguido sacarle el partido suficiente a la novela, habiendo partes que podía haber explotado muchísimo más. A esto se suma un amor a primera vista poco realista. Tanto Kahlen como Akinli son una pareja encantadora, pero ese enamoramiento tan repentino no es el más acertado. A esto se suma una pluma débil pero que, sorprendentemente, engancha. Esto hace que la novela pueda ser leída en pocos días. Hay bastantes ocasiones donde los giros inesperados son abrumadores, haciendo un final inesperado y sorprendente

 —Tienes dos opciones: puedes quedarte con nosotras, o puedes ir con tu madre —me susurró al oído—. Irte con ella. No salvarla.
 Me quedé en silencio, pensando. ¿Me estaba diciendo la verdad? ¿Podía elegir morir?
 —Has dicho que darías lo que fuera por vivir —me recordó—. Espero que fuera en serio.

2/5 
¿Qué pensáis de la novela?
¡Os espero en la próxima entrada!

1 comentario:

  1. Lo leí hace tiempo y me gustó mucho, pero es que soy muy subjetiva cuando se trata de sirenas, jeje. La forma de escribir de esta autora es genial, hace que te enganches y mucho!
    Besos!

    ResponderEliminar