14 de junio de 2018

Reseña: El vuelo de Lena de Sara Ballarín

Título: El vuelo de Lena
Autora: Sara Ballarín
Editorial: Suma de Letras
Páginas: 376
Fecha de publicación: junio de 2018
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 9788491291138
PVP: 16,90 

PRIMER CAPÍTULO AQUÍ
Enlace a la web de la editorial click aquí


¿Se puede avanzar hacia el futuro con las cicatrices del pasado? Lena está a punto de descubrirlo. ¿Quieres leer su historia?
Lena tiene veintiséis años y vive junto a su padre, un afamado novelista que pasa la mayor parte del tiempo fuera, y su abuela en una lujosa casa de Madrid. Su vida vacía y gris se divide entre el trabajo en una tienda de discos, salir con sus amigos y acostarse de manera intermitente con Daniel. Pero todo cambia el día en que su padre le hace un regalo que pondrá del revés todo su mundo y que le dará unas alas que nunca se atrevió a tener: un libro con las memorias de su abuela, que esta grabó en los que fueron, sin saberlo, los últimos días de su vida.
La vida de Lena ha sido triste. Se ha sentido sola durante mucho tiempo y hubiera caído en un gran vacío si no fuese por su abuela Yayi. Una infancia sin madre, un padre casi desaparecido, una hermana a la que perdió durante su mayoría de edad... Y Daniel. Una amigo y "follaamigo" desde hace un año. Sin embargo, es cuando Yayi fallece cuando Lena es consciente de lo sola que ha estado toda su vida y del daño que ha sufrido por las pérdidas de sus seres queridos. Sin embargo, Lena no solo notará los sentimientos más fatales, sino también comenzará a darse cuenta que la relación con Dani escapa de la normal. Y es que añora sus besos, abrazos y muestras de cariño cuando él no está. Lena aprenderá a seguir adelante, a no retroceder, gracias a las memorias de Yayi.

No conocía a Sara Ballarín y ha conseguido situarse entre mis escritoras favoritas. Su manera de hacernos sentir, reír, llorar y desear han hecho de El vuelo de Lena una novela perfecta. ¿Habéis llorado alguna vez con una novela no por la tristeza, el desamor o la muerte? ¿Sino por la valentía, esfuerzo y constancia? Bienvenidos al mundo de Lena.

Lena ha sufrido muchísimo en su corta vida. Siendo un bebé tuvo que afrontar la muerte de su madre, en plena juventud la de su hermana y ahora la de su abuela. Sin embargo, cuando su vida parece golpear el fondo, Lena consigue no rendirse y sacar unas fuerzas que creía inexistentes. Es un personaje con el que fácilmente se conecta. Sus dudas, cavilaciones y miedos son frecuentes en la vida real y los pasos que ella sigue son los que deberíamos tomar cada uno de nosotros. Daniel, por su parte, es un joven adorable y el primer gran amigo de nuestra protagonista. Intentará ayudar a Lena en todo lo posible. Sin embargo, hay ocasiones donde he querido aporrearlo con el libro porque cada persona necesita un tiempo, unas franjas y mi impresión es que Dani pensaba más en él que en Lena por muchos que sus palabras indiquen otras cosas. Y luego está Yayi, la abuela. Una mujer que ha sufrido y amado. Sus enseñanzas serán todo un ejemplo a seguir.

El Vuelo de Lena está narrado a dos voces. Por una parte, Lena nos mostrará todos sus sentimientos como si de un libro abierto tratase y, por otro lado, Yayi a través de sus memorias nos indicará que rendirse no es una opción. Ambas narraciones están claramente separadas por una tipografía distinta y un diseño completamente distinto. Sara Ballarín nos regala un libro de enseñanzas, de consejos y de sabiduría. Entre sus páginas encontramos amor, amistad y, sobre todo, valentía. La pluma de Sara Ballarín es clara y sencilla, mostrando una gran cantidad de sentimientos en cada palabra. El Vuelo de Lena me ha hecho reír y llorar y aquí es donde se encuentra una de las mayores habilidades de la autora. Sara Ballarín es capaz de conmovernos con una simple conversación entre dos personajes. Todos los capítulos tienen algo tan precioso y motivador que invita a nunca dejar de soñar, de reír, de vivir. El ritmo del libro no decae en ningún momento, haciendo que el lector no dese abandonar la historia un solo segundo.

Hay días que son luz radiante y sábanas blancas. Días que empiezan con el sol colándose por una ventana de madera, dejando que caliente la habitación y los pliegues de tu almohada. Entonces solo quieres cerrarle la puerta al mundo y perderte en la cama, entremeter la nariz en varios libros y beber mucho café. Hoy podría ser uno si no fuera porque, al abrir un ojo, noto algo incómodo y doloroso moviéndose en mi interior.  

5/5 

Agradecimientos a la editorial Suma de Letras.

1 comentario:

  1. Holaa
    Gua, vaya notazaaa
    Este tengo que leerlo si o si, aunque no sea mi género jeje
    Un besito^^

    ResponderEliminar