30 de mayo de 2011

Reseña: SOLO, una historia, dos puntos de vista de Rayco Vargas Sánchez

Título: SOLO, una historia, dos puntos de vista
Autor: Rayco Vargas Sánchez
Editorial: Chiado Editorial
ISBN: 978-989-697-033-8

Fecha de publicación: Noviembre del 2010
Páginas: 370
Encuadernación: Rústica con solapas
Precio: 18,00 €


Sinopsis


Una situación extraordinaria. Un contexto único e irrepetible. Una historia de amor, impensable para algunos e improbable para muchos.
Después de un accidente de avión en el Pacífico, diez supervivientes dependen entre si para poder subsistir en una isla desierta. Pero mientras permanecen solos en ese lugar, se dan cuenta de que hay algo que no encuadra; todos parecen tener secretos y la paranoia empieza a invadirlos. ¿Seremos rescatados? ¿Por qué aquél me mira con mala cara? ¿Dónde estará mi compañero?
El autor te invita a aventurarte en un camino sin retorno, en un viaje de ida sin vuelta, a ser testigo de un destino cruel y de esos pequeños momentos que cambian radicalmente la vida de una persona. ¿Lo soportarás?
Solo, una historia, dos puntos de vista, una historia inquietante que no dejará indiferente a nadie y donde la empatía juega un papel crucial.
Prepárate para bucear en un mar de sentimientos contrariados.



Opinión personal


Cuando leí la sinopsis de este libro, me recordó a una serie que acabó no hace mucho, llamada Perdidos. Pero, a medida que iba pasando las páginas, todo lo parecido era una pura coincidencia. Es verdad que, el instinto de supervivencia no desaparece ni en los actores y en los personajes de la novela


Comenzamos la historia en el aeropuerto y con una mujer llamada Helen. Helen va a California junto a su marido, Charley. Desde pequeña, siempre se fija en las personas y, gracias a esto conocemos a: Yerobe, David, Carla, Ángela, Lisa, Peter, Samuel, Susi y Francis. 
Lamentablemen, el avión 318 de Air Forces se estrella en el mar y se rompe en tres partes. 
Esas personas, son las que sobreviven y, juntos consiguen llegar a una isla desierta. 
Rápidamente, todos ocupan un lugar para mantener la convivencia y la supervivencia. Pero poco a poco, van llegando los problemas: no hay agua potable, y se alimentan exclusivamente de cocos y peces. A estos problemas, hay que sumarles otros de convivencia.


Helen, es una vieja con un traje de flores que tiene la car de un ángel pero, quién sabe si está ocultando algo. Samuel es un militar que inmediatamente empieza a dar órdenes. David es un macarra tatuado que acaba de salir de la cárcel por asesinato. Yerobe es un joven homosexual que no ha tenido una infancia fácil. Susi es una mujer que ha perdido a su marido e hijos. Ángela es una mujer que ha perdido a su marido pero que se siente bien ya que, él le pegaba y su hija Carla está con ella. 


Lo que más me ha llamado la atención es el apodo que se dan a los personajes: el militar, la señora del vestido de flores, la señora bajita que cojea, etc... Así que, sus nombres reales tardan en aparecer por lo que nos vamos guiando y conociendo su historia a partir de estos apodos.


Pedí este libro porque me encantan las historias de amor, y es eso lo que creí al leer la sinopsis. Cuando llegó a mi casa este libro, pensé en la historia normal: sobreviven varias personas al accidente y, de entre esta personas una chica conoce a un chico, y los dos se enamoraban, etc... Pero todo lo que me imaginaba no se asemejaban a la realidad del libro.
Hay varias mujeres: La señora bajita que cojea, que no me cuadraba en una historia de amor.
Helen, que una viejicita. Carla, una niña de doce años. Susi, una mujer que acaba de perder a su marido e hijos... Y así hasta terminar con todas, claro está que ninguna me cuadraba. 
Y cómo me quedé cuando, la relación  tenía lujar entre dos hombres.


También, poco a poco vamos a ver como misteriosamente va desapareciendo gente. Y es que, cuando menos te los esperas hay un asesino en la isla. 




Es un libro que da mucho que pensar. Hay muchas faltas de ortografía y, muchas mezaclas entre el tú y usted, me he he informado y resulta que el autor es Canario y esto es normal al hablarlo. Pero sigo pensando que, debería haber sido corregido para todas aquellas personas que no son de nacionalidad Canaria.









3/5

Gracias a Chiado Editorial por el ejemplar







4 comentarios:

  1. Bueno, el libro tiene que ser entretenido, pero perdona que te diga que el ser un escritor Canario no es una razón para las faltar ortograficas. Pues hay muchos libros con muchas faltas ortograficas y hasta ahora nadie dice: claro es que es un autor extranjero o español...."
    Perdona pero me siento muy aludida porque soy Canaria, y creo que si el libro tiene faltas de ortografías, puede ser culpa del autor o no, pero en el caso de k sea culpa del autor, no tiene que ser por la razón de ser Canario.
    EN fin, solo quería expresarte mi descontento con ese comentario, que creo que ha estado un poco fuera de lugar.
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
  2. Bufff... a mí es que Perdidos me satura, y aunque comentas que no tiene mucho que ver, tiene cierto tufillo que no me convence nada.
    Aparte, lo de las faltas de ortografía y "errores" de traducción me pone muy nerviosa U.U

    Besotess

    ResponderEliminar
  3. ¿Y qué pasa? ¿Ya no es una historia de amor porque sea entre dos hombres? Lo pillaré porque tiene buena pinta y más si cómo dices... No esperas lo que va a pasar (esencia de todo buen libro, independientemente de los fallos ortográficos, gramaticales y/o de impresión que suelen tener en mayor o menor medida todos los libros) Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que lo vallas a pillar. No pasa nada, solo que como dice en la reseña, me esperaba algo totalmente diferente.

    ResponderEliminar