22 de octubre de 2018

Reseña: Maldito síndrome de Estocolmo de Carmen Sereno [Estocolmo #1]

Título: Maldito síndrome de Estocolmo
Autora: Carmen Sereno
Editorial: Chic (Principal Libros)
Páginas: 392
Fecha de publicación: octubre 2018
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-17333-19-5
PVP: 15,90 

«¿Quién eres realmente, Eric Grau, y qué ocultas bajo esa piel tan fría?» 
Ana empieza a trabajar en Laboratorios Grau, una multinacional farmacéutica. Su jefe, Eric Grau, un hombre alto y atractivo al que todo el mundo llama Iceman, tiene fama de ser arrogante y despiadado, además de un auténtico depredador sexual. Al principio, la relación entre ambos es muy tensa, pero, poco a poco, la joven descubrirá que su implacable jefe no es el hombre de hielo que todos creen. 
¿Podrá Ana resistirse al síndrome de Estocolmo que Eric despierta en ella?

Ana ha conseguido empleo en una de las empresas más cotizadas de toda Barcelona. Sin embargo, una vez dentro Ana comprueba que no todo es como parece. Frente al alto standing de la zona alta, ella debe compartir sala con tres compañeros más, con un ordenador que tarda años en cargar y con una máquina de café no recomendada por ningún médico. Sin embargo, el verdadero problema de Ana está en su jefe. Eric aterra y atrae. Iceman, nombre por el que se le conoce en Laboratorios Grau, es uno de los hombres más atractivo que jamás se ha visto, pero también es una persona arrogante y terrorífica que no tiene piedad en despedir por un simple error. A Ana las piernas le flaquean cada vez que lo ve y la tensión sexual entre ambos es cada vez más ardiente, pero si por algo se caracteriza la señorita Luna es por no rendirse y ahora tiene dos objetivos: ser la mejor en su trabajo y acabar en la cama con Eric.

Maldito síndrome de Estocolmo es la novela ganadora de el premio Chic organizado por Principal Libros. Sin embargo, yo me pregunto cómo es posible que hayamos vivido sin esta novela tan ardiente y pasionaria. Carmen Sereno se ha colado en mis autoras favoritas de este año y su novela en mi top diez.

La novela de Carmen Sereno esconde personajes llenos de paradojas, pero todos y cada uno de ellos se cuelan en el corazón del lector. La protagonista femenina es Ana Luna. Pese a que en un principio parece ser una joven tímida y extrovertida, pronto conoceremos a una protagonista totalmente diferente y, por supuesto, a la verdadera: alocada, sexi, fiel a la sinceridad y con un gran corazón. Ana Luna es también objetiva y un poco pesimista, pero intenta dar en todo momento lo mejor de sí misma. Por otra parte está Eric Grau, comúnmente conocido como Iceman. Sin duda, un jefe arrogante, antipático y frío que busca únicamente el bien para la empresa. Pero, ¿cómo es el Eric verdadero? Eric Grau tiene una coraza que le impide mostrar sus sentimientos. Pero, en el fondo, observamos en él una persona infeliz, alguien que desea ayudar a los demás y, sobre todo, a un hombre lleno de amor para dar y recibir. Aunque también vamos a observar en él actitudes machistas y controladoras que nuestra protagonista va a indicar sin pudor e intentar reducirlas al máximo. No obstante, también encontramos a varios personajes secundarios que, sin duda, han marcado un antes y después en la novela. Uno de ellos es Daniel, el compañero de piso de Ana. Daniel siempre tiene una palabra soez en la boca y en todo momento busca picardías en las palabras, pero tiene también mucha sabiduría.

La tensión sexual desde la primera página marca, sin duda alguna, el tema central de la novela. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de unos personajes, de sus desdichas y de sus pensamientos impuros. He pasado capítulos y capítulos deseando que Eric y Ana acabasen en la cama solo por verlos felices. ¿Cómo llamarlo a esto? La pluma de la autora es ágil, directa y fluida. Y, además, permite en todo momento empatizar con los personajes. El ritmo de la narración aumenta en cada página e impide dejar de leer. He leído la novela en solo un día y ha sido capaz de hacerme reír a carcajadas, sufrir y ser feliz. Maldito síndrome de Estocolmo es una novela que transmite muchísimos sentimientos al lector por sus personajes, por sus palabras, por las acciones, etc. Todas las personas pueden sentirse identificadas con alguna parte de la novela. He pasado la última página del libro con dos sentimientos contradictorios: feliz por descubrir a esta autora y triste porque necesitaba (y aún me siento así) más. Necesito conocer qué sucederá, qué pasará, etc. No es difícil adivinar la trama central de la segunda entrega y qué ha ocurrido realmente, pero estoy segura que merecerá la pena conocer e indagar aún más en los personajes y en sus relaciones. Es fenomenal cómo la autora es capaz de dar un giro de 180º en cuestión de un par de párrafos. Sin duda, Maldito síndrome de Estocolmo es una novela llena de sexo, amor, ternura, amistad y sinceridad; una novela que no defrauda. Si hay que poner un pero sería el rápido enamoramiento que Ana siente por Eric, pero es todo tan mágico y tierno y pasional al mismo tiempo, que pasa desapercibido. Mi más enhorabuena a Carmen Sereno por esta novela. Sin duda, bien merecido el premio.
Yo no lo sabía, pero un beso puede hacer que el tiempo se detenga. Un beso puede silenciar los pensamientos más oscuros y las palabras más hirientes. Un beso es la cura contra el dolor, porque un beso es el perdón por todos los pecados de la estupidez humana.

La única mentira que te he dicho es que me gustabas cuando en realidad ya te quería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario