2 de junio de 2016

Reseña: La ladrona de libros de Markus Zusak

Título: La ladrona de libros
Título original: The book thief
Autor: Markus Zusak
Editorial: Debols!llo
Páginas: 544
Año de publicación: 2014
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 9788490623664
PVP: 12,95

Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia.
En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. 

Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. 
Con éstas se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable

Liesel ha visto a muchas personas desaparecer, como por ejemplo la muerte de su hermano o el abandono de su madre. Nuestra joven protagonista aprende a vivir bajo un contexto histórico donde judíos y comunistas son odiados. Sin embargo, Liesel va a conocer que ese odio no es razonable, gracias a la ayuda de un amigo judío llamado Max y a futuros conocimientos sobre su madre. Por otra parte, también va a ser consciente de la importancia de las palabras, convirtiéndose en una ladrona de libros que hará lo que pueda para salvar a sus seres queridos.


Las buenas críticas hacia la novela y he de decir que hacia su adaptación cinematográfica también, ha hecho que comience la obra con unas grandes expectativas que sin duda han sido recompensadas pues nos encontramos con un libro que gusta más a cada página que se lee.

En cuanto a los personajes, son muchos los que salen en toda la novela por lo que me centraré a continuación en la protagonista y en sus más allegados. Liesel Meminger una joven adoptada con una gran fuerza de voluntad y una madurez ejemplar que se combina con pequeños dotes de rebeldía. En cuanto a sus padres, por parte de él encontramos a un hombre dulce y valiente, mientras que por parte de ella nos encontramos a un personaje que evoluciona a lo largo de todo el libro, conociendo sus miedos y su carácter real y aparente. Rudy es el mejor amigo de Liesel, alguien capaz de alegrar hasta a las personas más tristes debido a su vitalidad y humor. Por último, Max es un judío con una gran valentía que se resiste a la muerte.

Con La ladrona de libros nos encontramos ante una novela llena de sensatez y capaz de poner los pelos de punta al mismo tiempo que se te llenan los ojos de lágrimas. Las descripciones del ambiente, así como los propios personajes, muestran una pluma del autor delicada y ágil que hará que no sueltes el libro desde la primera página, así como unas citas que harán recapacitar al lector sobre conceptos de la vida cotidiana. Esto tiene su auge con la curiosa narración, además de por la edición, pues se encuentra nada más y menos que narrada por la muerte, consiguiendo un concepto de esta poco común.

 —Escucha, Liesel. —Hans le pasó el brazo por el hombro y la animó a seguir caminando—. Este libro es nuestro secreto. Lo leeremos de noche o en el sótano, igual que los otros, pero tienes que prometerme una cosa.
 —Lo que sea, papá.
 —Si alguna vez te pido que me guardes un secreto, lo harás.

5/5

¿Qué opináis sobre la novela?

2 comentarios:

  1. Me muero de ganas de leerlo, ojalá pueda hacerlo pronto.
    Gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo pendiente desde hace mil!

    Besotes

    ResponderEliminar