4 de agosto de 2017

Reseña: Escrito en el agua de Paula Hawkins

Título: Escrito en el agua
Título original: Into de water
Autora: Paula Hawkins
Editorial: Planeta
Páginas: 560
Año de publicación: 2017
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 978-84-08-17217-8
PVP: 19,90 

PRIMER CAPÍTULO AQUÍ

Pocos días antes de morir, Nel Abbott estuvo llamando a su hermana, pero Jules no cogió el teléfono, ignoró sus súplicas de ayuda. Ahora Nel está muerta. Dicen que saltó al río. Y Jules se ve arrastrada al pequeño pueblo de los veranos de su infancia, un lugar del que creía haber escapado, para cuidar de la adolescente que su hermana deja atrás. Pero Jules tiene miedo. Mucho miedo. Miedo al agua, miedo de sus recuerdos enterrados largo tiempo atrás, y miedo, sobre todo, de su certeza de que Nel nunca habría saltado…
Jules acaba de llegar a su pueblo natal. Una desgracia ha ocurrido. Su hermana, Nel Abott, parece haberse suicidado en la "Poza de las Ahogadas".  No obstante, su supuesto suicido ha removido el pasado y Jules deberá recordar momentos catastróficos. Por otra parte, son muchas las personas que opinan que Nel Abott no se suicidó, sino que fue asesinada. La víctima estaba obsesionada con las distintas muertes sucedidas en la "Poza de las Ahogadas". Estaba escribiendo, además, un libro. Por tanto, Nel Abott tenía muchos enemigos. Ahora Jules debe luchar para descubrir la verdad sobre la muerte de su hermana. Todo ello mientras intenta convertirse en madre de su sobrina, alguien que casi acaba de conocer.

Si La Chica del Tren fue todo un bombazo, Escrito en el Agua no se queda atrás. Paula Hawkins vuelve a ser una autora diez con su nueva novela. 

Escrito en el Agua cuenta con una gran cantidad de personajes. Jules parece ser la protagonista principal. Pese a tener una infancia marcada por la gordofobia, Jules o Julia ha conseguido salir adelante. En el camino ha conseguido dejar atrás a aquellas personas que le han causado dolor, incluida su hermana. Esto ha hecho que se convierta en una persona fuerte, aunque con puntos franqueables. Por otra parte, Lena es hija de Nel. Durante toda la novela llegaremos a conocer sus sentimientos más profundos. Primeramente parece una joven luchadora, aunque en realidad es una adolescente sentimental. No obstante, en ningún momento abandona su armadura, pues nunca intenta mostrar cómo se encuentra en realidad. También encontraremos otros personajes como Sean, el agente policial que lleva el caso de Nel; Nickie, una persona que ve y habla con los espíritus; y Josh, hermano de Katie, la que era mejor amiga de Lena.

Suspense al cien por así. Así se define la nueva novela de Paula Hawkins desde la primera hasta la última página. El misterio hará que el lector no pueda parar de leer. Los secretos marcan el pasado y presente, y será el lector el que intente descubrirlos. Por tanto, podemos notar una participación activa por parte de los lectores. Por otra parte, encontramos una narración en primera persona. No obstante, son muchas las voces que participarán. De esta forma, el lector podrá empatizar con los personajes, así como conocer los interrogantes y la forma de ser de todos ellos. Al principio de la novela el lector puede aturdirse y sentir necesidad de volver atrás para saber quién está hablando y qué está sucediendo, algo que también sucedía con La Chica del Tren. No obstante, de esta forma la autora transmite el mismo sentimiento de desconcierto que sienten los personajes. Por otra parte, el orden cronológico de la novela se rompe en determinadas ocasiones para dar cabida a escritos relacionados con hechos pasados. Paula Hawkins consigue un buen ritmo a mitad de la novela y, desde entonces, no decae. Todo ello hace que el final sea apoteósico y se pongan fin a algunos secretos de forma coherente y sin acelerar la lectura. 

 Todavía puedo sentirlo que sentí esa noche, el terror y la fascinación. Todavía puedo oír tus palabras en mi cabeza: «¿Qué debe de sentirse al ver morir a tu propia madre? ¿Puedes imaginártelo?»
 He apartado la mirada y, tras arrancar de nuevo el coche, he vuelto a la carretera y he cruzado el puente donde el carril da la vuelta. He esperado la llegada de la curva. ¿La primera a la izquierda? No, ésa no, la segunda.Ahí estaba, esa vieja mole de piedra, la Casa del Molino.

5/5 
¿Habéis probado con algo de Paula Hawkins?
¡Disfrutad del verano!

Agradecimientos a Editorial Planeta.

1 comentario:

  1. ¡Hola! He leído La chica del tren y me gustó muchísimo, por lo que espero leer pronto éste nuevo libro suyo.
    Besos =)

    ResponderEliminar