11 de noviembre de 2017

Reseña: Todos mienten de Mindy Mejía

Título: Todos mienten
Título original: Everything you want to be
Autora: Mindy Mejía
Editorial: Planeta
Páginas: 520
Año de publicación: 2017
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 978-84-08-17710-4
PVP: 19,95 

PRIMER CAPÍTULO AQUÍ

Hattie Hoffman está en el último año de instituto y tiene un futuro prometedor por delante como actriz. Cuando aparece brutalmente asesinada tras el estreno de la obra de teatro de la que era protagonista, la tragedia golpea a quemarropa la pequeña ciudad en la que vive. Del Goodman, el sheriff local, muy amigo del padre de Hattie, promete dar con el asesino, pero la investigación acaba desvelando más secretos que respuestas: Hattie también era una gran actriz fuera del escenario. 
Contada a partir de tres puntos de vista diferentes, la del sheriff, la del profesor de instituto de la joven y la de la propia Hattie, esta trepidante novela narra la historia de Hattie y de todo aquello que sucedió en su último año de instituto. 
Absorbente y totalmente adictiva, ésta es una novela ejecutada sobre arenas movedizas; una trama en la que la manipulación, la identidad y la delgada línea que separa inocencia y culpabilidad se dan la mano para dejar al lector sin aliento hasta el final. 
Ten cuidado, Hattie Hoffman puede ser todo lo que tú quieras que sea.

Hattie Hoffman ha sido hallada muerta pocas horas después de que sus padres denunciaran su desaparición. Nadie imaginaba que Hattie tuviera un enemigo y, mucho menos, que alguien del pueblo pudiese asestar dos puñaladas a una joven. Ella parecía estar viviendo una vida feliz. Su futuro estaba en Nueva York actuando en los teatros más exclusivos y famosos y, además, su relación personal estaba en muy buenos momentos. No obstante, nada es lo que parece. Si en algo concuerdas las personas cercanas a Hattie, es que el último día que se la vio con vida ella tenía claro que iba a morir. A partir del descubrimiento del cuerpo, muchos secretos saldrán a la luz. No obstante, cuanto más secretos salen, más lejos se está del asesino o asesina. Al menos, esto es lo que hace creer Mindy Mejía.

He descubierto a una gran escritora. Todos mienten me ha recordado muchísimo a las novelas de Paula Hawkins. Todo secretos y enfoques psicológicos. Sin duda, espero con ansia la siguiente novela de Mejía, pues iré el primer día a comprarla.


Tres narradores, tres protagonistas. Hattie es la excelencia, la principal. Su sueño es ir a Nueva York y triunfar en los teatros neoyorkinos. Todos conocen sus sueños. Desde la familia hasta la amistad. Sin embargo, nadie conoce a Hattie realmente. Nadie conoce su personalidad ni sus secretos. Perspicaz como ninguna otra, Hattie consigue unir una imagen de niña buena con otra atrevida que pocas personas conocen. El profesor de Hattie es una de las personas que más conoce a Hattie. En un matrimonio inestable, este amante de la literatura ve en sus clases una escapatoria de su vida cotidiana. A medida que avanza la novela, vemos como este personaje pierde su madurez inicial. No obstante, su inteligencia no mengua en ningún momento. El sheriff, por su parte, se presenta como un persona capaz de todo para conseguir su objetivo. Encontramos en él a un hombre astuto, pero con una gran madurez. Por tanto, desestima la venganza y basa su conocimiento en pruebas.

Mindy Mejía ha llegado a España con la cabeza bien alta. La pluma de la autora es ágil, directa y sencilla. Todos mienten engancha al lector desde la primera página. Llena de giros argumentativos, la novela está llena de acción, tensión, secretos y mentiras. Narrada a tres voces (Hattie, Peter y Del) con capítulos alternos, encontramos una lectura amena que impide soltar la novela. Mindy Mejía invita al lector a investigar, a creer y descubrir. El lector no tarda en meterse en la novela, suponiendo y especulando. La narración, al mismo tiempo, vuelve del pasado al presente y viceversa, pero esto no supone ningún problema al lector. No obstante, hay un gran fallo en esta lectura. Mindy Mejía ha querido crear un final abrupto, sin una trama centrada.

   Ése iba a ser mi segundo vuelo, el que me llevaría a mi segunda vida.
  Y no me habría quedado allí plantada, tan paralizada y abatida, si hubiera encontrado un asiento libre en alguno de los vuelos con destino a La Guardia o al JFK. Ése era el problema de haber tomado la decisión de huir de forma impulsiva el día anterior a las vacaciones de Pascua.

4/5 
¿Os atrevéis con Mindy Mejía?
¡Qué paséis un buen día!

Agradecimientos a la editorial Planeta.

1 comentario:

  1. Holaa
    Me encantaría leerlo, adoro los thrillers y este tiene pintaza :D
    Un besito^^

    ResponderEliminar