17 de noviembre de 2015

Reseña: La chica del tren de Paula Hawkins

Título: La chica del tren
Título original: The girl on the train
Autor: Paula Hawkins
Editorial: Planeta
Páginas: 496
Año de publicación: 2015
Encuadernación: Tapa dura con solapas
ISBN: 978-84-08-14147-1
PVP: 19,50
¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, sí.  
Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?  
Tú no la conoces. Ella a ti, sí.
Si hay algo que a Rachel le reconforta cada mañana no es coger el tren, sino una pareja que parece tener una vida completamente feliz, una vida como la que ella desea. Sin embargo, nuestra protagonista no podría más alejada de la realidad. Una mañana va a despertarse con una noticia y es que la mujer que ella observa cada mañana ha desaparecido. A partir de ese momento Rachel va a intentar el paradero de la joven, aunque eso signifique entrometerse en asuntos que no son de su incumbencia o revivir duros momentos de su pasado.

La chica del tren, una novela de la que todo el mundo habla y la cual ha conseguido fascinarme de principio a fin, siendo la primera obra que leo de esta autora pero que ha conseguido que, sin duda, no sea la última.

En cuanto a los personas no son muchos los que aparecen en la historia pero, sin duda, todos ellos tienen un papel importante. Rachel es una mujer que recientemente empezó a beber, iniciándose así las desgracias de sus últimos años, siendo uno de ellos su divorcio. Anna, por su parte, tiene cerca de la misma edad que Rachel, aunque ésta se caracteriza por la confianza que deposita en las personas. Por último, Megan es la más joven de todas, no pudiendo decir que sea una persona fuerte, guerrera, pues posee un pasado bastante complicado.

Si seguís el blog sabréis que no suelo leer novelas policíacas y de misterio y, menos aún, leer las novedades "del año" tal y como marcan las editoriales, por lo que podemos considerar a La chica del tren como una excepción, pero una excepción aceptada. Tragedia, secretos, muerte y misterio son algunas de las características de este libro. Narrado mediante tres personajes diferentes, la novela posee una ambientación espectacular, trasladando al lector a los distintos escenarios y actuando como detectives para descubrir el misterio que envuelve a los personajes, unos personajes muy peculiares pues cada uno de ellos poseen una forma de ser completamente diferente. Todo esto forma una lectura ágil que hará acabar la novela en pocos días pese a su extensión, siendo imposible dejar de leer. Además, el final, pese a parecer un poco precipitado, encaja a la perfección con el resto de la trama, provocando, además, una gran sorpresa en la persona que lee la novela que hará que sin duda lea la siguiente novela de Hawkins.

  Desde aquí, no puedo ver su estructura ósea y nunca he oído la voz de Jason. Ni siquiera los he visto nunca de cerca: cuando yo vivía en esa calle ellos todavía no vivían ahí. No sé exactamente cuándo se trasladaron. Creo que comencé a reparar en ellos hará cosa de un año y, poco a poco, a medida que fueron pasando los meses, se fueron volviendo cada vez más importantes para mí.
  Tampoco conozco sus nombres, así que tuve que inventármelos.

5/5

¿La habéis leído?

Agradecimientos a la editorial.

1 comentario:

  1. ¡Hola! Coinicido totalmente con tu reseña, para mí ha sido uno de los mejores libros que leí este año.
    Besos =)

    ResponderEliminar