27 de abril de 2017

Reseña: Por trece razones de Jay Asher

Título: Por trece razones
Título original: 13 reasons why
Autor: Jay Asher
Editorial: Ámbar
Páginas: 224
Año de publicación: 2009
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788493678449
PVP: 14,00 

PRIMER CAPÍTULO AQUÍ
No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto… es darle al PLAY. Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas de grabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas dice Hannah en la primera cara. ¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas?
La muerte de Hannah Baker no ha sido superada. Ni en el instituto ni en su casa y tampoco por Clay Jensen. Una mañana se encuentra en la puerta de su casa una caja. Una vez abierta, siete cintas de cassete aparecen. Clay no estaba preparado para volver a escuchar la voz de Hannah. Su timidez hizo que la relación no fuese como él deseaba, porque la deseaba, la quería. Ahora, Clay debe escuchar cada una de las cintas ya que ahí está la respuesta que le lleva rondando dos semanas: por qué Hannah se suicidó. Sin embargo, el haber recibido las cintas significa que él es una de las causas. Por más que piensa no encuentra ninguna explicación. Clay debe tomar toda la fortaleza que tiene y hacer frente a esta situación. 

Nadie puede dudar de la buena trama de Por trece razones. Dejemos atrás la adaptación y que nos absorban las palabras porque sin duda, esta novela no te permitirá dejar de leer

Hannah Baker ha sufrido y esto ha provocado que se suicide. Sin embargo, Hannah Baker también es una joven fuerte, luchadora. Ha aguantado, pero la presión ha sido muy grande. Clay Jensen, por su parte, es un joven bastante dulce y muy tímido. En él se aprecia un sentimiento de valentía y voluntad.

Por trece razones refleja la realidad, la sociedad. Si comienzas a leer la novela, deja en último plano los sentimientos amorosos del protagonista. Slut-shaming, bullying, soledad o diversidad sexual son algunos aspectos que se muestran la novela. Son temas que se encuentran en la calle, en los institutos. Jay Asher ha creado una novela que hace pensar al lector. Por trece razones muestra lo que incluso una palabra mal intencionada puede provocar en una persona. Todo esto se une en una lectura ágil, donde se alterna los puntos de vistas entre Clay y Hannah. El lector va a meterse de lleno en la historia, queriendo por todos los medios que Hannah se salvara, que siguiera luchando. La historia cuenta con una gran cantidad de giros inesperados y provocarán la incapacidad de soltar el libro, de parar de leer. Las más de doscientas páginas se sentirán escasas. Solamente he encontrado un problema en la novela: el tiempo. Todo sucede demasiado deprisa, en una noche. 

Si escuchas una canción que te hace llorar y no quieres llorar más, no vuelves a escucharla. Pero no puedes huir de ti mismo. No puedes decidir no volverte a ver nunca más. No puedes apagar las voces de tu cabeza.

4'5/5 
 ¿La habéis leído? ¿A qué estáis esperando?
¡Disfrutad del día de hoy!




No hay comentarios:

Publicar un comentario